Te sientas en tu escritorio la mayor parte del día, te levantas ocasionalmente para obtener agua, o para usar el baño, o para ir a una reunión. Pero durante la mayor parte del día, ocupas una pequeña sección de la oficina. Entonces, ¿por qué no decorarlo como si fuera tu propio hogar? Después de todo, probablemente pases más tiempo allí de todos modos.

Te damos opciones para encontrar formas pequeñas y creativas para hacer que tu espacio de trabajo se sienta más personal.

Cuelga fotos de amistades y familia

Usa papeles de colores para guardar tus notas importantes

Adorna con una planta, los cactus pueden ser una excelente opción

Si usas un pizarrón, adórnalo con papel de colores

Los imanes con figuras creativas pueden ser un excelente adorno

Lleva libros a tu oficina, en un rato libre podrás empaparte de cultura

Sin duda, nuestra recomendación es tener muebles confortables y ergonómicos como lo son los de Rohesa Muebles para Oficina