Te sientas en tu escritorio la mayor parte del día, te levantas ocasionalmente para obtener agua, o para usar el baño, o para ir a una reunión. Pero durante la mayor parte del día, ocupas una pequeña sección de la oficina. Entonces, ¿por qué no decorarlo como si fuera tu propio hogar? Después de ...